¿De qué color pinto mi casa?

por Yolanda · 10 diciembre, 2012

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...

Hay cientos de colores para pintar una casa. Para que tus paredes queden preciosas con los colores adecuados, decide qué emociones quieres que transmita tu hogar. A continuación, elige una paleta de colores que suscite esas mismas sensaciones. Aquí te muestro los pasos a dar cuando quieras elegir los colores para pintar tu casa…

Elegir los colores para pintar la casa

Los problemas más comunes a la hora de pintar una casa surgen al ponerse manos a la obra antes de conocer los pasos para decorar correctamente. Seguro que alguna vez has visto en las paredes marcas de la brocha, paredes que tienen distintos tonos pero que pretenden ser el mismo, etc.

colores para pintar una casa

Para no acabar pintando de nuevo todas las paredes, te recomiendo seguir estos pasos antes de pintar tu casa.

  • Elige una paleta de colores que le vaya bien a tu decoración. Antes de ponerte a decorar, elige una paleta de colores que transmita lo que desees sentir en esa estancia. Procura que los muebles, las paredes, los complementos y demas accesorios contengan los colores de la paleta que has elegido. Así, todo formará parte de un conjunto armonioso.
  • Piensa bien el color de tus paredes antes de ponerte a amueblar. El último paso que se da al decorar una casa es pintar; pero eso no quiere decir que decidas en el último momento el color de tus paredes. La paleta de colores deberá estar bien pensada y definida desde el primer momento.
  • No escatimes en la calidad de tu pintura. Una pintura de mala calidad necesitará muchas manos de pintura y se notarán más los defectos. Además te acabarás gastando más de la cuenta.
  • Mide bien las paredes de tu casa. Anota en un papel la longitud y la altura de cada una de tus paredes. Lleva la nota a tu tienda de confianza. Los dependientes de la tienda de pinturas te darán la cantidad exacta que necesitas. Recuerda comprar un poco más para posibles imprevistos. Prepara toda la mezcla de pintura que necesites antes de ponerte a pintar. Si te falta pintura y tienes que volver a comprar, se notará mucho un cambio en el color de la pared.
  • Pinta de arriba hacia abajo y de dentro hacia fuera. Las paredes se podrían manchar de pintura si dejas el techo para el final. Pinta primero el techo y después las paredes. También es importante que dejes para el final las habitaciones que se encuentren más cerca de la puerta de entrada. Si pintas en el orden contrario, podrías manchar innecesariamente lo que ya está pintado.

Al elegir los colores para pintar tu casa ten en cuenta que todo en tu decoración debe formar parte de un conjunto. Conviene que los muebles, los complementos y los colores de tus paredes guarden una armonía común.

Elige los colores adecuados para pintar cada estancia de tu casa

Los colores ideales para pintar tu casa dependen de tus gustos y de lo que cada estancia debe transmitir. En habitaciones de ocio y entretenimiento es recomendable utilizar colores cálidos. En cambio, en zonas de relax combine pintar con colores más fríos. Los colores ideales para pintar un salón, un dormitorio o una cocina varían de unos a otros…

colores para pintar un salon

Colores para pintar un salón

Probablemente, el salón es la estancia de la casa donde pasas la mayor parte del tiempo. Por eso es importante que los colores que emplees para pintar el salón transmitan protección y acogimiento. Los colores más recomendados para pintar un salón son:

Los colores tierra o anaranjados. Son ideales para muebles de madera oscura y transmiten mucha calidez.

Marrones. El beige, el crema, el marrón café o el marrón chocolate son colores neutros que envuelven tu hogar de un aire cálido, pero mantienen el protagonismo del resto de mobiliario.  

Blancos. Cualquier tipo de blanco (puro, hielo, roto, hueso…) es ideal para salones pequeños o con poca luz. Mucha gente cree que para salones muy grandes tipo loft es recomendable pintar las paredes con colores muy fuertes. Es justo al contrario. Una pared demasiado alta pintada de un color fuerte te dará la sensación de que la pared se te viene abajo. Pinta el salón de blanco y utiliza los complementos y los muebles para dar color a tu hogar.

Colores vivos. Los colores vivos te ayudarán a darle un poco de alegría a tu salón. Ten cuidado con no excederte en la cantidad porque podrías cansarte. El verde pistacho, el azul turquesa o el fucsia son ejemplos de colores vivos que entonarán tu salón.

Colores para pintar un dormitorio

El error más común que comente la mayoría de la gente al pintar un dormitorio es elegir colores de moda demasiado chillones. Un dormitorio es un templo de relax absoluto. Si te dejas llevar por las modas sin pensar en las consecuencias, podrías acabar cansándote de los colores de tu dormitorio… o peor aún; padeciendo insomnio y estrés.

– Los colores pasteles. Cualquier color en la gama pastel será lo suficientemente relajante para que tu dormitorio tenga los colores ideales.

El morado. En poca cantidad, el morado transmite el misterio y el toque femenino que todo dormitorio necesita. Además, combina bien con cualquier estilo decorativo.

–  Colores neutros. El beige, los marrones, el blanco, el negro o el gris le irán muy bien a cualquier dormitorio. Además los colores neutros son atemporales y siempre están de moda. Si te excedes en los colores oscuros llenarás tu cuarto de tristeza. Sé prudente con el negro y el gris.

Colores para cocinas

Los colores apropiados para una cocina son aquellos que tienen en cuenta la luz, el espacio y tus gustos personales. Para cocinar a gusto, es importante que la comida tenga buena luz natural. Si utilizas colores fuertes en exceso en cocinas con poca luz natural, podrían provocar reflejos que dificultan la visibilidad al cocinar.

Desde hace muchos años, el color que más se utiliza en las cocinas es el blanco. El color blanco permite que la cocina mantenga la luz natural y veas mejor los alimentos que estés cocinando.

Otros colores apropiados para la cocina son el rojo, el negro, los colores metálicos y la madera natural. La elección de alguno de estos colores para cocinas combinada con unos muebles de buena calidad, darán como resultado una cocina elegante y con estilo.

Combinar colores para pintar tus paredes

Colores para pintar una casa

Pintar las habitaciones de la casa con dos o tres colores diferentes está de moda. Sin embargo, no siempre es la opción más acertada. Si tienes una habitación pequeña, es mejor que elijas un solo color. Cuando tu estancia tenga muy poca luz natural es recomendable que elijas un solo color muy claro.

Para pintar las paredes de una habitación con dos colores diferentes, utiliza el color más oscuro en la que más dé la luz del sol. Pinta el resto de las paredes de un color más claro y fresco.

Para crear una atmósfera elegante y con estilo utiliza colores oscuros y combínalos con colores relajantes y claros, como los azules, los malvas o los beiges. El color gris perla en las paredes está de moda y evoca distinción y buen gusto. Si quieres pintar tus paredes de gris perla, utiliza muebles y complementos con colores vivos y algún elemento metálico, como por ejemplo un espejo.

Los colores muy claros en las paredes te exigirán muebles y complementos que hagan contraste. Si quieres comprar muebles muy claros, pinta las paredes de colores diferentes como el gris perla, el naranja, el marrón chocolate, el malva, etc.

Elige un color protagonista y empléalo en las paredes. Así te resultará más fácil ser fiel a una paleta de colores y llenar tu hogar de armonía y proporción. Recuerda: ante la duda, los colores neutros y claros son tus mayores aliados, ya que perdurarán en el tiempo y combinan con casi cualquier mueble.

Tendencias de colores para este año

Este año se lleva la mezcla de colores sin miedo. Combinando colores pastel con colores vivos y fuertes llenarás tu casa de alegría y buenas energías. Una mesa naranja con un jarrón amarillo… un sofá verde con una manta rosa… ¡atrévete! Además, proporcionarás a tu hogar un estilo joven, fresco y dinámico.

Las paredes grises con muebles modernos y complementos vivos como el magenta, el naranja o el verde manzana y algún elemento metálico seguirán de moda este año. Esta combinación transmitirá un aire moderno pero con toques tradicionales.

Una de las mayores tendencias de este año es el estilo nórdico; la madera natural y los muebles de buena calidad combinado con colores blancos proporcionan una energía cálida y fresca al mismo tiempo. En Ikea encontrarás la inspiración que necesitas para este estilo.

El amarillo también está de moda en los complementos, pero ten cuidado al utilizarlo en zonas de relajación porque es un color muy irritante.

Colores para pintar una casa poco espaciosa

Para pintar una casa pequeña o con poco espacio no es obligatorio permanecer fiel al blanco puro. Aquí te dos trucos clave para elegir correctamente los colores para pintar una casa poco espaciosa…

Elige distintos tonos de blanco. Hay una gran diferencia entre el blanco puro y el hueso. Pinta las paredes de dos o tres blancos distintos y verás lo luminosa que parece tu casa sin perder calidez.

Identifica los recovecos. ¿Tienes un pilar en medio de un salón o algún recoveco que no sepas cómo disimular? ¡No los disimules! Si pintas con colores muy vivos los recovecos y el resto de la habitación en colores neutros y claros, conseguirás un contraste precioso. Además tu hogar parecerá más luminoso y espacioso. También puedes poner papel pintado de colores alegres en las zonas donde las paredes hagan formas extrañas.

Psicología del color

El rojo es un color muy de moda en el estilo moderno. Se utiliza sobre todo en salones y cocinas. Es un color muy cálido que transmite pasión y seguridad.

El rosa es un color muy femenino y relajante. Un exceso de rosa puede evocar falta de estabilidad emocional.

El amarillo es un color muy irritante. Por esa razón se utiliza en poca cantidad a la hora de pintar una pared. Al igual que el rosa, un exceso de amarillo da sensación de falta de estabilidad emocional.

El blanco en todas sus gamas es el rey de la decoración. Aporta sensación de limpieza y buen gusto. En estancias muy grandes se recomienda contrarrestar con colores vivos.

El negro es apropiado para lo nuevo o lo clásico. Demasiado negro en decoración podría llegar a deprimirte y a llenar tu casa de energías tétricas.

El marrón produce un sentimiento consolador. Simboliza tranquilidad, profundidad, riqueza, y tradición. Un exceso de marrón puede dar sensación de suciedad.

El azul aporta sensación de limpieza y orden. Un exceso de azul podría transmitir tristeza, sobre todo si es un azul oscuro.

El verde es un color muy relajante. Al contrario que el azul, este color evoca alegría y envuelve tu hogar de un aire fresco y primaveral. El inconveniente es que es uno de los colores más difíciles de combinar. Te aconsejo que lo mezcles con colores neutros para tener más sensación de armonía.

Colores para pintar una casa según el feng shui

Ten en cuenta que el Feng Shui no es una ciencia exacta. Cada color nos transmite unas energías u otras, dependiendo del tono, de la cantidad y de las personas que viven en la casa.

Recuerda que cualquier combinación de colores te debe hacer sentir bien, por encima de todo. Aquí tienes una lista de los colores ideales para decorar tu casa según el Feng Shui y lo que normalmente hacen sentir:

El Negro. El negro es el color de la fuerza. Según el Feng Shui, el negro simboliza el comienzo de la paz y el fin del conflicto. ¡Cuidado! Usa el negro en pequeñas dosis en tu decoración. Demasiado negro tenderá a deprimirte.

El Azul. En Feng Shui el azul simboliza honor, fe, verdad, la honradez. Demasiado azul en la decoración de tu casa hará que discrepes sobre pequeños asuntos y aumenten los conflictos.

El Marrón. En feng shui el marrón en la decoración de tu hogar simboliza la fiabilidad y la fidelidad. Este color similar a la tierra, debería ser usado en pequeño. Demasiado marrón es depresivo y sucio.

El Oro. El oro representa un chi positivo (las buenas energías) y trae la buena suerte a la casa. Demasiado oro hace que acentúes tus preocupaciones e intereses por el dinero y perjudicará a las relaciones familiares.

El Verde. El verde también simboliza el dinero y la riqueza en feng shui. Los expertos en Feng Shui advierten que no es conveniente utilizar demasiado verde, porque podrá aumentar la envidia y los celos en casa.

El Gris.
Este color pasa muy desapercibido y hace que otros colores cobren protagonismo. Los expertos buscan siempre el equilibrio y la armonía. Es muy adecuado para la decoración por ser un color neutro.

El Naranja. Este color se combina mezclando el rojo y el amarillo; dos colores con mucha energía. Simboliza altas aspiraciones. Aumentarás la energía positiva poniendo unos pequeños acentos de color naranja por la casa.

El Rojo. Es el color del fuego. El rojo es muy popular en la decoración Feng Shui. Es el color de la buena suerte y da mucha calidez. Demasiado rojo causará alboroto emocional ya que es un color muy excitante.

El violeta. Es el color de la verdad y la pasión. Un poco de este color en un espacio interior influye para aumentar la creatividad de los que viven en la casa.

El Blanco. Es el color de la pureza. Refleja la luz que trae la influencia de energías muy positivas en el hogar.

El amarillo. El amarillo representa el prestigio y el alto honor en la Cultura china. El amarillo pálido, aumenta las energías positivas del hogar. Demasiado amarillo o un amarillo muy chillón, aumenta las energías negativas. Los habitantes de la casa se vuelven obstinados.

Según la teoría del Feng Shui, ningún color en exceso atrae las buenas energías. Procura guardar una proporción entre los colores para que tu decoración sea armoniosa.

Anímate a darle color a tu hogar. Si eliges una buena paleta de colores cuando vayas a decorar tu casa, comprobarás que elegir los colores para pintar una casa puede ser muy divertido y emocionante.

¿Te ha gustado?... ¡Compártelo!...

¿No Encuentras Lo Que Buscas? - ¡Prueba Con Google!